Hay que ser creativo para subsistir en la era digital

11 abril de 2019

En “El Primer Café en Cooperativa”, el exministro Nicolás Eyzaguirre comentó a fines de marzo que había ido hace poco a Estados Unidos y le había llamado la atención que ya prácticamente “no existen los malls; todo se hace por Internet. ¡Imagínate la cantidad de gente que trabaja en los malls!”…

En Chile, se vislumbra esta tendencia. En los supermercados, cada vez más personas prefieren las cajas autoservicio y evitan darles propina a los jóvenes que empacan. No hay cajeros.

En las frutas y verduras, en el pan, las personas se atienden solas. O compran todo por Internet y retiran en el estacionamiento.

Miles de trabajos que antes realizaban humanos hoy los hacen mejor los robots. El 28 de marzo, Boston Dynamics mostró el robot Handle, capaz de subir cajas en una cinta transportadora sin dolor de espalda. De manera similar, es posible observar sistemas automatizados en los puertos (que antes daban trabajo a muchos pobladores).

LAS HABILIDADES SON CRUCIALES

¿Qué se puede hacer?

“Es fundamental impulsar políticas laborales y productivas complementarias”, advirtieron especialistas a comienzos de marzo en el seminario “La transformación del empleo ante la revolución digital y la automatización” en la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

“La revolución digital está transformando las cadenas de valor, su funcionamiento y estructuras de poder, al tiempo que está redefiniendo los sectores productivos tradicionales y creando nuevos sectores”, explicó Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Cepal, quien advirtió que “la digitalización y la automatización de los procesos productivos y el surgimiento de nuevos modelos de negocios requieren nuevas habilidades, más complejas, en el mundo del trabajo”. 

Las “habilidades” son más importantes que los diplomas. Acá no vale esa publicidad que dice que si no tiene un posgrado no sirve… Lo que vale: las habilidades de comunicación, la capacidad para solucionar problemas, la inteligencia social, talentos muy solicitados por los empleadores, pero que no aparecen en ningún certificado de estudios, señala el Banco Mundial. 

Queda claro que algunos empleos van a ser reemplazados, observa el Banco Mundial. “La aparición de robots industriales y de programas informáticos capaces de procesar las declaraciones de impuestos o de realizar la corrección de documentos hará innecesario tener profesionales para estas tareas”. Pero no es fácil reemplazar a un chef, a un instructor de yoga o a un presidente ejecutivo. Estos trabajos permanecerán.

La rápida adopción de tecnologías digitales tiende a beneficiar a los trabajadores con habilidades difíciles de reemplazar por un computador, tales como la creatividad, las habilidades interpersonales o el liderazgo. En este tipo de empleos, se requiere un alto grado de habilidades no rutinarias.

El Banco Mundial sugiere que se deberían implementar políticas laborales que ayuden a suavizar los efectos para los trabajadores que desempeñan labores rutinarias a medida que se producen los cambios tecnológicos. De manera similar, Mario Cimoli, de Cepal, apuntó que las políticas públicas deberían apoyar la construcción de sistemas institucionales sólidos que faciliten la transición hacia nuevos modelos de producción.

habilidades_blandas

Reseña

Es clave desarrollar habilidades que un computador no puede reemplazar: la creatividad, las habilidades interpersonales, la capacidad para solucionar problemas o el liderazgo.