En todas partes nos encontramos con el reconocimiento facial

20 noviembre de 2018

Le quitaron toda la gracia al juego “¿Dónde está Wally?”: la agencia creativa Redpepper diseñó un robot capaz de encontrarlo en menos de cinco segundos.

El proyecto “There’s Waldo” (“Aquí está Wally”) muestra cómo un brazo robótico tarda segundos en identificar al personaje de chaleco y gorro a rayas blancas y rojas. Utiliza el software AutoML Vision, de Google, que trabaja con reconocimiento facial.

El sistema —potenciado con el minicomputador Rapsberry Pi, una simple cámara de computador y una mano de muñeca— captura la imagen de la página y luego usa la biblioteca de visión artificial OpenCV (desarrollada por Intel) para encontrar las posibles caras de Wally. A continuación, los rostros son analizados por el servicio AutoML Vision, de Google, que fue entrenado con fotos de Wally. Si el robot determina que hay una coincidencia mayor a 95%, el brazo de muñeca apuntará directamente a la cara de Wally.

Se hizo popular

Cada vez se usa más el reconocimiento facial. Si hasta Colo Colo lo está probando, asociado con Namku, para permitir el ingreso de hinchas al estadio. “Con el sistema buscamos solucionar varias problemáticas actuales, como la tasa de error operacional de la huella dactilar y la dificultad de auditoría de ingreso, en un contexto de un proceso expedito y que mejore la experiencia del asistente al estadio”, explicó Cristóbal Muñoz, cofundador de Namku, a La Tercera. El sistema permite que Carabineros identifique a las personas con restricción de ingreso a los estadios.

Desde sus inicios, el reconocimiento facial ha sido una gran herramienta para combatir la delincuencia. El aeropuerto de Sydney puso en marcha un programa de reconocimiento facial para reducir los tiempos de espera en sus controles de seguridad. Apple ha estado utilizando sus posibilidades para desbloquear el iPhone.

En Chile, Metro Valparaíso está implementando un sistema de reconocimiento facial destinado a fiscalizar el correcto uso de las tarjetas con beneficios (como las de los estudiantes). A comienzos de agosto, el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, fiscalizó el nuevo sistema de cámaras de reconocimiento facial que se encuentra habilitada en las estaciones Puerto y Limache.

Se podría estar afectando los derechos de las personas en Valparaíso, alegó el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) el 10 de agosto pasado por esta implementación en el puerto principal. “Hay una serie de resguardos que la ley establece que se deben tomar para proteger el tratamiento de los datos de las personas”, destacó Fernando Martínez, director regional del INDH.

En el caso del aeropuerto de Sydney, el profesor de la Universidad de Canberra Bruce Baer Arnold señaló que, definitivamente, hay preocupaciones respecto a la “vida privada”.

Lo mismo se podría haber dicho de las cámaras de vigilancia hace algunas décadas, y hoy están en todas partes.

 
reconocimiento facial ok

Reseña

Varios sectores se han interesado en este sistema biométrico de identificación: salud, entretenimiento, seguridad. Cada vez lo vemos más.