Cinco razones para innovar

5 febrero de 2019
Los buenos resultados del pasado no garantizan un futuro promisorio. Así lo evidencia el transcurso de la historia. Un caso emblemático es el de Blockbuster, la empresa de alquiler de películas que en el año 2000 declinó la compra de Netflix, en ese entonces un servicio que distribuía videos a domicilio. 

Diez años después, la compañía que contaba con nueve mil sucursales se declaró en bancarrota. En contrapartida, Netflix alcanzó 139 millones de suscriptores e ingresos por 15.800 millones de dólares en 2018.

El ejemplo de estas dos compañías ilustra la necesidad de no “dejarse estar” y buscar nuevas formas de hacer las cosas. En otras palabras: innovar. Esta búsqueda  permite mejorar las prácticas de trabajo y las maneras de relacionarse con otros, buscando crear valor para las organizaciones, las personas y el entorno.

A continuación, cinco razones para atreverse a innovar:

1) Autoconfianza: al innovar se ponen a prueba las habilidades para resolver problemas, lo que permite mover barreras culturales y fortalecer el crecimiento personal y profesional. 

2) Creatividad: cuando las condiciones son adversas para el negocio, la innovación es clave para abrir caminos, crear nuevas formas de hacer las cosas y generar respuestas que permitan ser eficientes.

3) Sustentabilidad: crea soluciones eficientes y limpias como la electromovilidad para el transporte, donde la minería del cobre es clave. 

4) Colaboración: permite trabajar por un norte común tanto al interior de la organización como con el entorno con proveedores, instituciones y comunidades.

5) Competitividad: las compañías comprometidas con la innovación se posicionan mejor que sus competidoras al impulsar el cambio. Además, apuestan por el aprendizaje continuo de sus trabajadores y a la generación de nuevos productos y procesos más eficientes.

Y tú, ¿qué esperas para innovar? Recuerda que en Antofagasta Minerals la innovación la hacemos todos.
 
Innova ampolleta idea

Reseña

Las empresas no son las únicas que buscan innovar para ser más competitivas. Crear y fomentar nuevas ideas que cambien la forma de hacer las cosas, es también una inyección positiva para el desarrollo de las personas.