Los empleos del futuro

3 julio de 2019

Estamos viviendo la Cuarta Revolución Industrial. Todo el mundo habla de la “Industria 4.0”. La lidera el conocimiento y traerá grandes oportunidades para el desarrollo de todas las personas. Algunas temen perder sus trabajos. Es el mismo temor que tuvieron los cocheros cuando se inventó el automóvil y, precisamente, ahí nacieron empleos asociados a este nuevo medio de transporte.

En esta nueva etapa, el ser humano tiene mucho que aportar dejando de lado las tareas repetitivas.

Las políticas públicas deben apoyar la construcción de sistemas institucionales que faciliten la transición hacia nuevos modelos de producción. Es lo que han sostenido el Banco Mundial y la Cepal.

En marzo pasado se firmó el Proyecto de Ley que moderniza el Sistema Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE). Uno de sus objetivos es “crear nuevas iniciativas y canales de formación” para que las personas “adquieran las competencias necesarias en un mercado laboral automatizado y digital”.

Estamos cambiando

“El Economista” de México señaló que el 75% de las profesiones futuras no existe todavía en los planes de estudio universitarios. Menciona carreras nuevas como “Especialista en cambio climático”, “Sistemas digitales y robóticos”, “Ingeniería del agua”, “Ingeniería en Producción Musical Digital”, o “Geomicrobiólogo”. Dice, además, que 133 millones de nuevos puestos de trabajo surgirán con las nuevas competencias digitales.

La actual Transformación Digital está modificando la naturaleza de los trabajos, la forma en que las personas se organizan, cómo buscan y encuentran empleo, comenta Denisse Goldfarb, directora de Personas de Microsoft Chile. “El trabajo del futuro invita a repensar y redefinir prácticas tradicionales, los modos que tienen los trabajadores de relacionarse entre sí, con sus pares, sus superiores y también las modalidades de trabajo”, dice. 

Añade que “se abrirá una nueva frontera de interacción entre los humanos y las máquinas. Muchos trabajos seguirán requiriendo habilidades humanas únicas que la Inteligencia Artificial y las máquinas no pueden replicar, tales como la creatividad, la colaboración, el pensamiento crítico, la capacidad de trabajar en diversos entornos, la inteligencia social”.

Prepararse siempre

Tres áreas laborales serán fundamentales, dice Denisse Goldfarb: la preparación de los estudiantes de hoy para los trabajos del mañana (la capacidad de aprender constantemente); la preparación de los trabajadores para que se adapten a la economía digital, y la creación de un mercado basado en habilidades.

Sobre el aprendizaje, Carolina Varela , Service Manager de la transnacional The Adecco Group en Chile, el tercer empleador a nivel mundial, comenta: “El inglés es cada vez más necesario, sobre todo en aquellos cargos de media y alta gerencia. Además, es importante que los postulantes se preocupen de su formación técnica o profesional y, en lo posible, que cuenten con capacitación constante, lo que permite ampliar las posibilidades de trabajo y tener la posibilidad de ser considerados con más facilidad en los distintos procesos”.

nuevs empleos TD pixabay

Reseña

La Transformación Digital está modificando la naturaleza del empleo. Es el momento para potenciar las habilidades humanas, aquellas que la tecnología y las máquinas no pueden replicar.